Artículos/Noticias, Columnistas, Internacional, Movimientos/Revoluciones sociales, Raúl Allain, Sociedad

George Floyd: el nacimiento de un héroe contemporáneo

George Floyd, el ciudadano afroestadounidense asesinado por un policía, se ha convertido en un nuevo símbolo de la lucha contra la injusticia, la opresión y el racismo en todo el mundo.

Fuente: http://www.rfi.fr/es/20200609-george-floyd-el-gigante-bueno-que-se-convirtio-en-simbolo-de-la-lucha-antirracismo

Esto ha marcado un hito histórico.

Pero, ¿quién era George Floyd? Antes de ser victimado por un policía cuando tenía 46 años, fue un ciudadano que a pesar de los problemas que se le presentaron en la vida, optó por seguir luchando y sobrevivir.

Tal como lo evidencia la agencia internacional Associated Press en el artículo “George Floyd, nuevo símbolo de la lucha contra la opresión” (https://tinyurl.com/yapv9joa), el itinerario vital de Floyd empieza a ser conocido. Como todos los norteamericanos, se preocupaba por el aumento de la violencia en las calles, el pandillaje y la proliferación de armas en manos de civiles.

En un mensaje de video que grabó para concienciar a los adolescentes de su barrio sobre los peligros de la violencia, se le aprecia hablando sobre sí mismo. “Tengo mis defectos y mis errores… Pero las balaceras que hay… No me importa de qué barrio eres, deja las armas”.

Su biografía empieza a ser estudiada. Es, ahora, símbolo de esta época. Su inmolación, su martirio lo pone en un plano trascendental:

Según AP, cuando Floyd tenía dos años, su madre soltera trasladó a su familia de Carolina del Norte a Houston, hasta radicar en el Cuney Homes, barrio tradicionalmente afroamericano. La señora Larcenia Floyd cifró grandes esperanzas en su hijo, quien en el segundo grado escribió que deseaba ser un juez de la Corte Suprema. Floyd tuvo una gran performance como atleta en la secundaria y luego fue un jugador de fútbol americano.

Por sus dotes deportivas, impresionó a George Walker, técnico del equipo de básquetbol del South Florida State College. A pesar de que el colegio estaba a 17 horas en auto de Houston, su familia lo animó a que fuese allí. Luego de dos años en la Florida y uno en la Universidad Texas A&M de Kingsville, Floyd regresó a Houston y trabajó en la construcción y como guardia.

Floyd también incursionó en la música y de vez en cuando rapeó con Robert Earl Davis Jr., más conocido como DJ Screw, muy popular en Houston. Pero, por esa época, Floyd empezó a meterse en problemas. Entre 1997 y el 2005 fue detenido varias veces por cuestiones de drogas y robos, y pasó varios meses preso.

En el 2007 fue acusado de robo a mano armada. Los investigadores dijeron que Floyd y otro individuo ingresaron en un departamento y que Floyd le puso un revólver en el estómago a una mujer. Floyd se declaró culpable y fue condenado a cinco años de cárcel. Salió en libertad bajo palabra en el 2013, ya casi de 40 años.

En un concierto de rap cristiano, Floyd conoció a Lillard y al pastor Patrick “PT” Ngwolo, cuyo ministerio trataba de abrirse camino entre los residentes de Cuney. Floyd se ofreció a ser su guía en ese esfuerzo.

Al poco tiempo Floyd estaba en la congregación Resurrection Houston que Ngwolo acababa de crear, tratando de captar gente para esta congregación.

En la calle a Floyd le decían O.G., “original gangster”, en una señal de respeto. En la clase de la profesora Tiffany Cofield en la escuela del barrio, algunos de sus alumnos, muchos de los cuales habían tenido problemas con la policía, le decían que hablase con Floyd si quería entender lo que pasaba. A menudo aconsejaba a los estudiantes de Cofield después de clases en alguna esquina.

En el 2014 Floyd decidió buscar nuevos horizontes. En Minnesota consiguió trabajo como guardia en un albergue del Ejército de Salvación y tomó cursos para manejar camiones mientras trabajaba como guardia en un club nocturno, hasta que la pandemia forzó su cierre.

El Día de los Caídos en Combate, empleados de una tienda acusaron a Floyd de usar un billete falso para pagar por cigarrillos y llamaron a la policía. Menos de una hora después, Floyd estaba muerto.

“Siento que es un elegido”, dijo Cofield, la maestra. “Esto le pasó por ser quién era, por todo el cariño que tenía por la gente y que toda la gente tenía por él”.

Raúl Allain

Raúl Allain (Lima, 1989) Escritor, poeta, editor y sociólogo. Actualmente, es Presidente del Instituto Peruano de la Juventud (IPJ) y dirige el sello independiente Río Negro. Contacto: raulallave1189@hotmail.com

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies