Artículos/Noticias, Economía, Jóvenes, Sociedad

Seis de cada diez trabajadores tiene menos ingresos que hace un año

Los nuevos convenios registran subidas de sueldo de tan solo el 0,6%, frente al alza del 2,9% de los precios que se anotó noviembre. Los salarios echan el freno y sufrirán recortes de poder adquisitivo este año. La Organización de Consumidores y Usuarios cree que esta realidad está penalizando el consumo. 

Estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)

Según la OCU el 63% de los trabajadores españoles y el 44% de los pensionistas han percibido este año menos ingresos de los que cobraron en 2011. 

Los trabajadores que denuncian que sus salarios son menores a los de 2011 apuntan a recortes retributivos y desaparición de pagas extraordinarias y complementos como las razones por las que susingresos son inferiores a los de las Navidades pasadas. Según la OCU, tres de cada diez trabajadores cobran ahora entre un 1% y un 10% menos que hace un año, mientras que uno de cada diez ha visto reducido su salario en más de un 20%.

navidad--644x362

Entre los españoles que se encuentran en activo, sólo un 37% ha mantenido su salario durante el último año. La encuesta de la OCU, para la que han sido entrevistadas 1.476 personas, revela además que el 44% de los pensionistas cobra una pensión inferior a la de hace un año, frente al 56% que no ha visto su nómina rebajada.

En concreto, el 35% de los pensionistas cobra entre un 5% y un 10% menos que un año atrás, el 8% entre un 10% y un 20% menos, y apenas un 1% confiesa tener ahora una pensión más de un 20% inferior a la que tenía en diciembre de 2011.

Ajuste salarial

La recesión está forzando un ajuste salarial sin precedentes en los últimos años en España, que se está viendo favorecido por la reforma laboral y el pacto salarial firmado por empresarios y sindicatos hasta 2014. Los sueldos pactados en convenio menguan en un escenario en el que los precios han escalado hasta cotas que no permiten mantener el poder adquisitivo de los trabajadores, como, por otro lado, también les ocurrirá a los pensionistas, tras la decisión del Gobierno de no compensar la desviación del IPC.

A principios de diciembre de 2011, el presidente del Gobierno justificaba ante sindicatos y empresarios argumentos de peso para anunciar una nueva reforma laboral. Esgrimió entonces el contenido de la carta que el entonces presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, envió en agosto de ese mismo año a José Luis Rodríguez Zapatero para urgir un acuerdo de reforma laboral. Entre los contenidos que aparecían en la misiva figuraba la necesidad de acometer una «devaluación competitiva» de los salarios, es decir, un recorte de costes laborales, que podrían afectar tanto a sueldos como a cotizaciones sociales. Eso permitiría a las empresas ganar competitividad frente al exterior, dada la imposibilidad de devaluar la moneda.

El FMI, la OCDE y Bruselas llevaban años insistiendo en lo elevados que son los costes laborales en nuestro país -en la última década se dispararon un 33%, según Eurostat-. Y el diagnóstico era unánime: el problema parte del sistema de formación de los salarios en España, vinculados históricamente a la evolución de la inflación y no de la productividad.

Al no disponer de la herramienta de política monetaria, los gobiernos de la zona euro se han visto obligados a recurrir a otra devaluación interna, la de los salarios, con el objetivo de controlar los precios y así exportar más para que el sector exterior tire de la economía, como de hecho ya está ocurriendo. El pasado viernes, el Ministerio de Economía aseguraba que el tirón de las exportaciones españolas había conseguido reducir en un 28,3% el déficit comercial y lograr con ello la mejor balanza desde 1972.

Hoy, los datos certifican que ya se ha emprendido el camino de esa devaluación interna vía salarios. Estos han dejado prácticamente ya de influir en la escalada de precios y parece que su impacto sobre los costes laborales cada vez es más reducido. Hasta noviembre la subida salarial media pactada en la negociación colectiva alcanzó el 1,29%, aunque, si se tienen en cuenta solo los convenios nuevos, el alza se reduce notablemente, hasta el 0,6% (1,52% en los convenios revisados). Y si comparamos esta evolución con la que en el mismo periodo han tenido los precios, el resultado es una pérdida de poder adquisitivo de 1,6 puntos.

Pero si lo que se analiza es la evolución de los costes laborales -tiene en cuenta no solo la evolución salarial, sino también todos los costes a los que debe hacer frente el empresa, como las cotizaciones-, esa evolución es aún más moderada. La remuneración por asalariado está mostrando un notable ajuste en sus ritmos de crecimiento en 2012, asegura la CEOE en su informe sobre previsiones de la economía para 2012-2013. Y estima que para el conjunto del año disminuirán un 0,6%, entre otros motivos por la supresión de la paga extra de diciembre a los empleados públicos.

Un reciente informe de la OCDE evidenciaba que los costes laborales de sus países miembros experimentaron en el tercer trimestre del año un alza del 0,2%, liderados por las subidas registradas en Noruega (+2,8%), mientras que en Australia (-1,1%) y España (-0,7%) se apreciaron los principales descensos. Los costes laborales en España acumulan tres trimestres consecutivos a la baja, tras caer un 1,7% en el segundo trimestre y un 0,6% en el primero. El dato no ha subido desde el segundo trimestre de 2010, cuando lo hicieron en un 0,1%.

Esta organización cree que el descenso experimentado los dos últimos años por los costes laborales de países como España, Irlanda y Portugal se puede explicar por las significativas rebajas de sueldos o ganancias de productividad, en parte debidas a los recortes de empleo.

Alternativas al despido

El control salarial que perseguía la reforma laboral es también un hecho, a juicio de Economía. En el balance de un año de Gobierno realizado por este departamento se asegura que los efectos de esa reforma «no se han percibido con toda su potencialidad a causa de la recesión y el ajuste profundo que está llevando a cabo la Administración. A pesar de ello, se aprecia mayor utilización de las medidas alternativas al despido». Hay que recordar que la reforma laboral tiene como objetivo hacer del despido el último recurso, que el empresario pueda utilizar antes todos los resortes posibles para evitarlo, como rebaja de sueldos o cambiar condiciones laborales.

«Hoy los costes laborales en España son los más moderados de Europa, junto con los de Finlandia. Los salarios se han estabilizado y el marco laboral español es un factor de competitividad, como acreditan las decisiones de grandes fabricantes, como Ford y Renault, de reforzar sus líneas de producción en España», dice el departamento Luis de Guindos.

Fuente: Unión de diversas noticias del ABC.es
Ssociólogos

Artículos, opiniones, textos, libros, entrevista, videos... sobre diferentes temas de interés.

Comentarios de Facebook

Comentarios 1

  1. Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Los nuevos convenios registran subidas de sueldo de tan solo el 0,6%, frente al alza del 2,9% de los precios que se anotó noviembre. Los salarios echan el freno y sufrirán recortes de poder adquisitivo este año. La Organ……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies