Antropología, Artículos/Noticias, Columnistas, Patricia Díez Díez

Los abusos sexuales y la violación de niños: Los Bacha Bazi, un símbolo de poder y estatus en Afganistán

En un país en el que la miseria y los conflictos armados están a la orden del día, los Bacha Bazi, literalmente “niños juguete” proliferan. Son niños entre los 10 y los 18 años, cosificados y comprados por señores de la guerra y hombres de negocios para ser utilizados como objetos sexuales. Los obligan a travestirse y a maquillarse para bailar y cantar delante de un grupo de hombres en fiestas privadas.

Los abusos sexuales y la violación de niños Los Bacha Bazi, un símbolo de poder y estatus en Afganistán

Así mismo, son forzados a mantener relaciones sexuales ya sea con su dueño o con el resto de los participantes, con el riesgo de ser apaleados e incluso asesinados si no cumplen con los deseos de su señor.

Abundante pobreza y precariedad infantil

La desastrosa situación en la que se encuentran los infantes en Afganistán, se debe a los numerosos conflictos activos en las diversas regiones, provocando desplazamientos forzosos, falta de acceso al agua potable, hambruna y violencia sistémica. En este caos en el que muchas familias no pueden subsistir (en 2008, el 36 % de la población estaba por debajo del umbral de la pobreza) los padres venden a sus hijos a cambio de una suma de dinero. Además, en caso de que la familia pierda al marido, será el niño mayor el encargado de sustentarla ya que pasa a ser el cabeza de familia, viéndose obligado a recurrir a dichas prácticas.

Una tradición perversa, prohibida por los talibanes pero en auge actualmente

El documental “Los niños danzantes de Afganistán” de Najibullah Quraishi, abrió los ojos a muchos occidentales acerca de esta práctica ancestral tan poco denunciada. En él, no sólo vemos lo que aquí se explica, sino también que existen dos maneras de utilizar a los niños: para actuar delante de los hombres y para después ser abusados sexualmente por ellos o aquellos que, no siendo muy duchos en el arte del baile, se les deja exclusivamente para satisfacer las necesidades sexuales físicas.

Está legalmente prohibida y fue reprimida durante el régimen talibán. No obstante, parece que, en la actualidad, la permisividad de las autoridades para con los Bacha Bazi ha provocado su rápida expansión.

Los Bacha Bazi predominan en el norte pero se extienden por todo el país como consecuencia, por una parte, del ingente número de niños pobres que deambulan por las calles intentando sobrevivir como pueden y, por otro, del aumento de hombres ricos de negocios y grupos armados ilegales. Esta mezcla lleva aparejada la desdibujación de las líneas de justicia y moralidad.

Las fuerzas de seguridad afganas, inmersas en una gran corruptela y, en un país en el que la violencia es altamente frecuente con señores de la guerra y poca autoridad estatal arraigada, prácticas como esta, apoyadas por personas muy poderosas pertenecientes incluso a esferas gubernamentales, proliferan.

Símbolo de estatus y poder

Suelen ser entregados por los padres (las madres no tienen ningún tipo de autoridad) a cambio de dinero y de una promesa de que les enseñarán un oficio y no les faltará de nada. Es un tema tabú del que no se habla abiertamente, sin embargo, es practicado y es reconocido socialmente como un símbolo de estatus entre los que lo practican, entre quienes se incluyen personas que ahora tienen cargos públicos. Si el hombre tiene suficiente dinero, puede tener a unos cuantos Bacha Bazi, ya que le otorgan poder, influencia y estatus.

Los Bacha Bazi pertenecen a una persona que, por lo general, los utiliza durante el periodo de pubertad, mientras son imberbes, una vez cumplidos los 18 años son liberados y dejados a su suerte.

Argumentos a favor de los Bacha Bazi 

1. Tradición

 La tradición y la cultura son los argumentos más utilizados por aquellos que utilizan esta práctica para legitimarla. 

2. Inaccesibilidad a las mujeres y alta accesibilidad a los niños 

Se trata de la otra cara de la política que se sigue para con las mujeres: ocultándolas, segregándolas y relegándolas en todos los niveles. Las mujeres, al contrario que los niños, no son fácilmente accesibles, a pesar de que algunas de ellas ejercen la prostitución desde sus casas.

El normal desenvolvimiento de las relaciones sociales entre hombres y mujeres se ve dificultado por ciertas medidas, en concreto, en la etapa talibán (1996-2001) con la interpretación estricta de la Sharia, que no permitía a una mujer salir sola de casa, ni trabajar fuera de su hogar.

Esclavitud sexual, abusos y asesinatos

Aunque la mayoría niega utilizarlos también para fines sexuales, después de los bailes, suelen ser violados por un grupo de hombres.

Si los dueños exigen a un Bacha Bazi bailar o tener relaciones sexuales y este se niega, corre un alto riesgo de ser apaleado e, incluso, asesinado, como pasa en ocasiones.

Consecuencias a todos los niveles para los Bacha Bazi

Además de las evidentes secuelas físicas y psicológicas que acarrea esta práctica para los Bacha Bazi, genera un círculo vicioso, ya que algunos de ellos anhelan continuar, una vez que adquieren la mayoría de edad, con esa “tradición”, comprar niños y utilizarlos de esta forma. Lo que esto provoca es una retroalimentación y perpetuación del sistema patriarcal en el que, el hombre adulto ejerce su fuerza para mantener la superioridad que ha conseguido imponer en la sociedad, creyéndose el dueño y señor de los que considera como inferiores ya que incluso los trata como a animales. Este es el caso no sólo de los Bacha Bazi, sino también de las mujeres.

Elecciones del 5 de abril de 2014 y los retos pendientes

El Islam no permite una práctica tal como Bacha Bazi, que supone el abuso a menores. No obstante, y como consecuencia de estar inmerso en un sistema en el que la justicia, simplemente, es inexistente, la legalidad o ilegalidad en el que se opera en la sociedad se desdibuja en la práctica. De ahí la importancia de las elecciones que han tenido lugar el pasado 5 de abril.

El temor de muchos y, sobretodo, de muchas por el posible ascenso de los talibanes al poder en estas elecciones y su consiguiente mengua en sus derechos fundamentales, ha impulsado a los afganos a votar, a pesar de las amenazas recibidas. No obstante, tendremos que esperar unos meses para ver el resultado final de las elecciones.

Lo que está claro, es que la práctica de los Bacha Bazi debe ser duramente reprimida por aquellos que logren el poder en las urnas haciendo uso de las leyes existentes en la materia, al tiempo que en la educación se fomenten los valores de igualdad entre hombres y mujeres.

Columnista del Blog Ssociólogos Patricia Diez Diez (@PatriciaDiez20). Ver perfil en Linkedin. 

Patricia Díez Díez

Licenciada en Sociología y en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Salamanca, ha cursado parte de sus estudios en Sciences Po en París. Con una trayectoria educativa y profesional europea en países como Suiza, Reino Unido, Alemania o Irlanda, ha trabajado en la Misión Permanente de España ante la ONU en Ginebra reconociendo su papel como especialista en relaciones internacionales. También ha desempeñado su labor como socióloga experta en métodos cuantitativos y cualitativos en la Universidad Martin Lutero de Halle (Alemania). Terminando la licenciatura de Derecho por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, ha trabajado como jurista, traductora e intérprete en Alemania, gracias a su conocimiento lingüístico de cuatro lenguas, incluido el español.
Correo: patriciadiezdiez20@gmail.com.

Comentarios de Facebook

Comentarios 2

  1. Sergio

    Hola Patricia, Estoy comenzando un trabajo – en Sociología – sobre adolescentes violadores, quisiera saber si puedes recomendarme bibliografía. Te lo agradecería mucho.

    sdavalos.andia@gmail.com

  2. JOSE LOPEZ

    NINGUN ARGUMENTO ES VALIDO PARA DEFENDER ESTA PORQUERIA DE TRATOS QUE LES HACEN A LOS NIÑOS, SON SUS HIJOS, LOS NIÑOS DE SU PAIS Y SOLO PORQUE LOS MISERABLES TIENEN GANAS DE COGER Y NO ENCUENTRAN CON QUIEN AGARRAN A CUALQUIER MENOR Y LO USAN SOLO PARA VIOLARLOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies