Antropología, Artículos/Noticias, Carolina García, Columnistas, Cultura/Valores, Internacional

Como es la sociedad, la familia y el género en China: Mujer y familia en la sociedad republicana

A principios del siglo XIX y hasta mediados del mismo China estuvo fragmentada. El partido Nacionalista chino y el partido Comunista, gobernaron distintas zonas del país en donde se promulgaron distintas leyes y valores con respecto a la familia, el matrimonio, la mujer etc.

1403291_10151777150046937_1342716016_o

Entre 1923 y 1927, ambos partidos trabajaron conjuntamente para unir todas las regiones del país, pero quedaban aún muchas zonas en manos de los se señores de la guerra.  He Xiangning era esposa de un líder comunista y la única mujer del Comité Central del Partido Comunista, fue la encargada de poner en marcha el plan de movilización de las mujeres. Lo que se pretendía era la unificación de la nación, la luchas de las clases en la nueva sociedad socialista etc. Se llevaron a cabo inmensas campañas divulgativas sobre la nueva sociedad. En ella se formarían y promovían entre otros valores:

  • Matrimonios libres,
  • Inexistencia del concubinato,
  • Hombre y mujeres tendrían derecho al divorcio.

Tengamos en cuenta que hasta primeros del siglo XIX que se asentaron los primeros hombres y mujeres occidentales en país, China era una sociedad muy tradicional y con unas costumbres muy arraigadas. Actualmente, aunque estos derechos hoy en día parezcan inalienables en las personas, estas reivindicaciones no fueron del agrado de todas las mujeres. Las activistas tuvieron que hacer frente al rechazo o incompresión de dos grupos, por un lado las mujeres campesinas y por otro lado las mujeres urbanas de la clase alta.

Los sindicatos de trabajadoras y campesinas ofrecían refugio a las mujeres que escapaban de sus familias porque no querían casarse. Muchas de estas mujeres estaban afiliadas a algún partido político. El partido comunista era con el partido que contaba con más presencia femenina.

Gran parte masculina de la población China no estaba a favor del divorcio femenino. Se veía de esta forma amenazada la imagen de la familia, de la mujer adnegada a su marido, la crianza de los hijos, las labores del hogar o del campo. Para padres y esposos el encontrar una mujer para casarse se estaba convirtiendo en una tarea difícil.

En 1927 tras un golpe de estado en Shanghai, se instauró el “terror  blanco” con el fin de la alianza con los comunistas, Chiang Kai-shek persiguió y ejecutó algunas de las integrantes femeninas como fue el caso de Xiang Jingyu, que  había sido dirigente del departamento de Mujeres.

En 1930 surge el Código Civil del partido Nacionalista. En este se proponía como debían de ser las relaciones familiares y la posición de la mujer dentro de la sociedad. Se intentó de cierta manera juntar la tradición con la modernidad.

La familia republicana por tanto era patriarcal y patrilineal. Aunque se le daba cierta autonomía a la mujer dentro del marco familiar, la figura del padre seguía siendo la más importante. El padre estaba por encima de todos los miembros de la familia, especialmente cuando surgían conflictos.

La posición de la mujer dentro de la sociedad republicana queda resumida de esta forma:

  • Derecho a la herencia de las hijas en igualdad de condiciones que sus hermanos varones.
  • Libre elección del marido y derecho sobre la propiedad matrimonial así como la manutención en caso de viudedad y el patrimonio pasara a manos del hijo.
  • Libre elección del marido y derecho sobre la propiedad matrimonial.
  • Familia monógama.
  • No hay estatus legal para las concubinas.
  • Igualdad ante el adulterio ya sea cometido por el marido o la mujer.
  • Derecho al divorcio para hombres y mujeres.
  • La custodia de los hijos recaerá en el padre en caso de divorcio.

El gobierno nacionalista dicto otras medidas que también ayudaron a mejorar la posición social de las mujeres. A partir de 1930 ya era también común la presencia de mujeres en varios tipos de trabajos a los que antes no habían tenido acceso como por ejemplo el sector sanitario, las finanzas, los negocios. Sin embargo la igualdad entre hombres y mujeres no llego a su auge en esta época.

Ver primer artículo “Como es la sociedad, la familia y el género en China – Las mujeres en la China imperial

Carolina García

Abogada y mediadora actualmente cursando grado de Ciencias Políticas en la UBU, cuento con un máster sobre la Unión Europea y otro de mediación. Actualmente trabajo como mediadora intercultural en Estyes en Tallinn, Estonia mediante el programa europeo de SVE. Cuento con experiencia profesional en países como Francia, Reino Unido y Bélgica. Me apasiona el Derecho Internacional y espero poder dedicarme a ello de por vida. Espero poder compartir con todos vosotros artículos interesantes sobre sociología y temas de actualidad

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies