Artículos/Noticias, Columnistas, Rodrigo Sanchez Granillo, Sudamérica

Las elecciones intermedias en México a prueba

La semana pasada dieron inicio las campañas electorales en 17 entidades federativas, en las cuales se elegirán gobernadores, diputados federales, diputados locales y presidentes municipales, en el resto de la república únicamente se va a sufragar para asambleístas federales.

Foto crisol plural

Sin embargo, las elecciones intermedias son la prueba de fuego para el recién creado Instituto Nacional Electoral y se observará la eficacia de las modificaciones constitucionales y sus leyes en la materia, ya que en las modificaciones legales inscribieron la figura de las candidaturas independientes, situación que antes no ocurría en las elecciones pasadas en el país, no obstante, los ciudadanos en algunas entidades ya están haciendo valer la prerrogativa electoral.

Por ejemplo, en el estado de Jalisco, ya se aprobó por el Instituto Electoral y Participación Ciudadana (IEPC), las candidaturas de dos ciudadanos, de los cuales uno de ellos su carrera profesional la ha desempeñado como “payaso” en una de las televisoras más destacadas en la república y que ahora está siendo cuestionada, por los nexos de uno de sus asesores con el gobernador del estado, en otra región del país (Monterrey, Nuevo León), hay otro candidato ciudadano, es el caso de Jaime Rodríguez Heliodoro el “Bronco”, que compite por ser electo para la gubernatura de Nuevo León, el cual lleva una aprobación por la sociedad regiomontana del 27% por debajo de la candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI), asimismo en otras entidades del país empezaron a hacer valido sus derechos inscritos en la carta magna, la prerrogativa de ser votados.

La candidatura independiente se dio ante un marco político y social bastante inestable, con una desaprobación y repudio de la sociedad hacia con los partidos políticos establecidos, que con el panorama actual ya no es una opción viable, apostarle a los organismos partidistas por las diversas problemáticas que acontecen en nuestra nación, ya que no han podido sacar del hoyo a la nación.

Tal parece que la figura independiente, es el perfil que se requiere para dar comienzo a un cambio político, social, económico de seguridad, entre otros tópicos y con ello corregir algunas normas que han entorpecido el avance de la población y proponer iniciativas que le sean benévolas para el interés público.

Por el lado de los partidos políticos, el PRI, Encuentro Social, Partido Social Demócrata, han comenzado a postular para los cargos de mayoría relativa y de representación proporcional (plurinominales), a personajes de la farándula y del deporte, lo anterior ha provocado en la ciudadanía enojo, burlas y desprestigio hacia los candidatos, porque no son elementos que representen o se preocupen honestamente por la problemática nacional.

Lo que se está esperando el próximo 7 de junio, día que se llevarán las votaciones, es un gran abstencionismo y poca participación ciudadana, la razón es clara, los candidatos no se comprometen con su distrito electoral y su sección con las necesidades prioritarias y en cambio prometen iniciativas o proyectos que en la mayor parte de las ocasiones, se debe atender lo primordial, los partidos tienen poca aceptación, por ser, como diría Robert Michels, ser organismos que sólo van a perpetuar el poder (ley de hierro de las oligarquías).

Las encuestas de opinión pública han revelado números bastantes magros, por ejemplo, la empresa Consulta Mitofsky, en su encuesta: Gran Encuesta: Punto de Arranque Rumbo al 7 de junio 2015, entabla que la preferencia ciudadana para diputado federal de los partidos políticos tradicionales expone que el PRI tiene un 31% de aceptación, seguido por el PAN con un 26% y PRD 16%, los otros partidos como el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) es preferido por un 8% y el nuevo partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) tiene un 9% de respaldo, los demás partidos tienen un porcentaje menor a la de los anteriores.

Por ende, los números reflejan que hay bastante rechazo de la ciudadanía, esto se verá reflejado en las urnas, en el momento de los conteos se va a corroborar que ciertos candidatos partidistas tendrán la victoria por márgenes de votación disparejos entre los abstencionismos y el voto efectivo.

En esa misma tesitura, en otras entidades federativas, como Guerrero, es una zona en la cual la situación por los eventos de Ayotzinapa, las protestas del gremio magisterial y los problemas de inseguridad, van a poner a prueba la efectividad del instituto electoral (INE) en la organización de las casillas el día de la elección, otros analistas han planteado que la posibilidad de llevarse a cabo las elecciones son casi nulas, por el fenómeno de, que mientras avance el tiempo y se tense aun más los problemas, esas posibilidades son posibles. A mi consideración, para el estado de Guerrero no hay las condiciones en todos sus ámbitos, para llevarse el sufragio de manera pacífica, espero equivocarme y que se lleven las elecciones en paz, no obstante, el panorama es adverso.

Ante todo el escenario descrito, la sociedad mexicana debe estar más al pendiente de las alternativas para presionar a los representantes, que los movimientos sociales sean movimientos sociales de acción y de propuesta; a lo que me refiero a ello, es que se dé inicio a propuestas para que los legisladores se adapten a los reales intereses de sus representados y no tengan una agenda desde supuestas necesidades de su electorado.

Rodrigo Sánchez Granillo

Rodrigo Sánchez Granillo Licenciado en sociología por la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Azcapotzalco, generación 2009-2013. Consejero editorial y columnista de opinión y de investigación para el periódico electrónico: www.tiempouam.org abril 2012 a la fecha, cubriendo los temas: sistema legislativo, partidos políticos, seguridad nacional y pública y gobierno. Ex asesor parlamentario en la Cámara de Senadores 2013. Ex asistente de investigación en materia de seguridad humana, en el departamento de Derecho en UAM, unidad Azcapotzalco 2012-2013.
Diplomado en Etnografía Política en 2012 y participación en la cobertura de los cierres de campaña presidenciales en el mismo año, especialmente en la cobertura periodística para tiempouam y al mismo tiempo para el diplomado.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies