Artículos/Noticias, Economía, Sociedad

España: el (sub)desarrollo en la Unión Europea por Lisandro Perez

Pocas personas hubieran pensado que la palabra desarrollo tendría un significado tan amplio, como el que tiene actualmente. Esta palabra se oficializó con el discurso Inaugural de Harry S. Truman en 1949 y desde entonces marcó la pauta de una serie de decisiones y estrategias políticas que se convirtieron en los umbrales de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). La AOD define los flujos de asistencia financiera y recursos técnicos dirigidos a los países en vías de desarrollo por parte de los países desarrollados, entre ellos siendo uno de los mayores donantes la Unión Europea como la entidad política reflejando el más alto nivel del desarrollo tal como hoy se define.

timthumb (1)

Sobre el tema del desarrollo existe un sinfín de teorías y escritos al respecto que en su esencia nos dan a entender que el objetivo principal es ampliar las opciones de las personas, es decir  las oportunidades de acceso al conocimiento, ingresos, mejores servicios de salud, seguridad social, libertad política, en resumen un abanico de garantías para que las personas puedan vivir plenamente. De hecho, ésta es la esencia del llamado desarrollo humano. Sin más, al presente, el concepto de desarrollo se ha alejado sustancialmente de su significado original y ha terminado recogiendo el crecimiento económico como casi el único indicador del nuestro crecimiento. Los demás aspectos igualmente relevantes para la vida, como la  tecnología y la cultura, se han incluido en la definición en menor grado pero quedan fuera muchos otros elementos que definen la prosperidad integral de nuestras comunidades.

El propósito de este artículo es un análisis sobre la situación actual de una región que ha sido considerada como desarrollada, y que hoy en día se encuentra en un proceso de reversión; lo que algunos teóricos denominan en vías del subdesarrollo. Estamos hablando precisamente de la Unión Europea – una comunidad política de características únicas, establecida en 1993 y que hoy en día cuenta con 27 países miembros. ¿Pero es posible tal situación? ¿Se hace creíble qué la Unión Europea empiece a mostrar necesidades similares a las de los países en vías de desarrollo? En parte si.

La época de la prosperidad

La Unión Europea (UE) es el resultado de un proceso de integración único en el mundo y nació como una entidad que se ocuparía de los grandes retos – como son el mantenimiento de la paz, la seguridad estatal, la consolidación de la democracia y los proyectos sociales que construirían una comunidad europea fuerte e integrada. Con el apoyo y voluntad de sus países miembros, la UE estaría dotada de infraestructura, servicios e instituciones que favorecerían las garantías sociales y promoverían un estado de bienestar, en parte condicionando competencias y las políticas públicas implementadas a nivel nacional por parte de sus miembros. Lo cierto es que desde los inicios de la Unión Europea, el continente ha gozado del periodo de paz más largo de su historia contemporánea, periodo en el cual hubo una modernización del sistema social que posibilitó una bonanza económica y social.

 by CreatiVegan.netPero hoy en día la UE está pasando por una situación impensable. Los índices de desempleo en toda la región y la desconfianza en la política económica-monetaria causan incertidumbre en los mercados internacionales aumentando la especulación de las agencias de calificación de riesgo; las grandes responsables junto con la banca de la crisis económica actual. La prosperidad que se mantuvo durante décadas se está convirtiendo en inseguridad en sus distintas esferas; económica, social y cultural. ¿Qué es lo que ocurre?

Históricamente la evolución de la economía ha mostrado grandes fluctuaciones o ciclos de altibajos. Después de un periodo de prosperidad económica, se acerca por habitual un periodo de crisis y luego una etapa de recuperación. Pero cada alteración radical en este ciclo económico tiene causas muy profundas que lejos de ser arbitrarias se atribuyen al rumbo del modelo económico propagado. Lo que está ocurriendo en la UE hoy, es una vez más una repetición de historia. Con los asuntos económicos de fondo, surgen los problemas de estado y los conflictos entre naciones. La diversidad cultural que es en sí misma la riqueza de Europa se está convirtiendo en un proceso de fragmentación interna. La austeridad que está viviendo Europa está poniendo en riesgo el  proyecto político más elaborado en la historia de la humanidad.

El caso de  España

Un ejemplo claro del problemático entendimiento de lo que es desarrollo y la situación inversa se encuentra en la presente situación de España, un país miembro de la UE desde 1986. En el reciente Informe sobre Desarrollo Humano 2011 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), España ocupa el puesto número 23 y sigue siendo considerada un país de “Muy Alto Desarrollo Humano”.  Sin embargo, habría que notar que ha bajado tres puestos del lugar que ocupaba en 2010 (20).

Al hacer un análisis del proceso de desarrollo que España ha experimentado en las últimas décadas (1980-2011) podemos decir que el crecimiento económico, social y la inversión en salud y educación han sido sustanciales, mejorando notablemente la vida de millones de ciudadanos. Los datos oficiales nos muestran una aparente tendencia de mejora de la calidad de vida, sin embargo los efectos de la crisis estructural que sufre España con seguridad tendrán una proyección negativa en los próximos años disminuyendo su posición en el ranking de una manera notable. Los recortes en salud, educación cambios en la ley de dependencia, recorte de pensiones a jubilados, y las escasas oportunidades de los jóvenes por insertarse en las dinámicas productivas, sin lugar a dudas afectaran de forma gradual y sistémica en la calidad de vida en las comunidades españolas. Más aún, considerando de que España se posicionaba entre las primeras cinco economías más grandes de la UE y como la cuarta de la EuroZona, es muy probable que la deje huella en las dinámicas económicas de la UE en conjunto.

Según la Organización para la Cooperación y el desarrollo Económico (OCDE), la tasa del desempleo en España podría aumentar a más del 26% y la recesión prevé intensificar la contracción de la economía en 2013. Un estudio de la Fundación La Caixa revela que en España la pensión de los mayores es casi el único ingreso para 300.000 familias, suponiendo un declive constante y creciente del desarrollo del que España ha disfrutado anteriormente. Así mismo, el sistema de garantías sociales está cambiando drásticamente. La caída del empleo, el descenso en la inversiónby antoniocasas - homofotograficus.com pública, el aumento de impuestos y la bajada de salarios a funcionarios públicos son solo efectos de este periodo de crisis estructural, está situación de desmejoramiento social  ha llevado a un aumento en la migración de españoles a otros países con mayores oportunidades, solo entre el periodo 2008 – 2012 según datos del Banco Mundial. La migración neta de España fue de 2.250.005 personas, suponiendo una válvula de escape considerando que el sistema estatal de protección social está sobrecargado y aunque pueda suponer una oportunidad para encontrar mejores condiciones de vida, no deja de ser un síntoma de la crisis económica.

En cuanto a política exterior, la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) que proporciona España ha disminuido considerablemente. Solo en el año 2011 según el informe de la OCDE, España recorto un 32.7% los fondos de ayuda bilateral resultado de la crisis económica, incumpliendo los compromisos internacionales adquiridos en materia de lucha contra la pobreza.

La crisis como una oportunidad

Lo cierto es que aunque exista una “reorientación de las prioridades políticas”, la marca España en el mundo se está deteriorando y su política exterior es sensible. Con la excusa de la crisis – o más bien al mal gasto público – la desigualdad en España está en aumento y el problema de la pobreza en expansión. La característica del “subdesarrollo español” se debe en gran parte a la mala distribución de las riquezas generadas en el país en su época de crecimiento, alimentándose más en las existentes leyes del reparto hoy en día. No importa que tanto crezca el PIB nominal de un país determinado si esa riqueza generada no se logra repartir entre todos los estratos sociales; si esa economía de filtración no se materializa en beneficios sociales y económicos en la población.

El año 2012 se recordará como uno de los periodos con mayor convulsión política y económica en la comunidad europea, con una ausente política fiscal comunitaria y controles ineficaces de una política monetaria común. Al presente, la Unión Europea enfrenta los peores desafíos jamás planteados. En cuanto al caso de España, mientras no se realice una reforma profunda del sistema económico y político, y no se perciba la crisis como una oportunidad de (re)hacer bien las cosas, su camino gradual al subdesarrollo está más que garantizado.

Articulo de Lisandro Perez, visto en www.unitedexplanations.org

Ssociólogos

Artículos, opiniones, textos, libros, entrevista, videos... sobre diferentes temas de interés.

Comentarios de Facebook

Comentarios 1

  1. KRAWIEC PERLA

    Lamentablemente no entiendo mucho sobre sociologia ,t realmente me parece muy interesante
    Soy Medica ,y me interesaria poder leer y entender determinados temas ,por donde podria comenzar
    Agradezco desde ya poder comunicarme
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies