La Sociología, Material Sociológico, Pensamiento Sociológico

Las madres de la sociología: el papel de la mujer

El convencionalismo sobre la exclusividad masculina en la teoría sociológica clásica comenzó a desaparecer con el reconocimiento público de la conocida como primera socióloga, Harriet Martineau (1802-1876), aunque aún quedan muchísimas “madres” que contribuyeron enormemente a la implantación y solidez de la disciplina, arrojadas al olvido de la historia, sin las cuales no se podría comprender correctamente el pensamiento sociológico de finales del S.XIX y principios del XX.
 
Con este artículo pretendemos hacer una recopilación, no demasiado extensa, de aquellas mujeres que rompiendo los cánones de una época nada fácil para el género femenino, demostraron la brillantez y el progresismo de su pensamiento social, mostrando la información más relevante de cada una de ellas. Como no podía ser de otra manera, comenzaremos con la británica Harriet Martineau.
 
 Harriet Martineau (1802 – 1876)
Socióloga, economista y escritora británica. Feminista. Perteneciente a una familia acomodada, recibió una buena educación en música, idiomas y especialmente en filosofía y ciencias sociales, estas últimas de manera autodidacta.
 
Comenzó a publicar a los 19 años, recopilando al final de su carrera incontables obras y artículos. De ellas, la más importante es “Ilustraciones de Economía Política“, que tenía la intención de enseñar y simplificar los principios de la economía política. Su popularidad fue en aumento y llegó a cruzar el Atlántico hasta llegar a América.
 
Martineau se identificó con la doctrina determinista de causalidadbasada en el pensamiento de John Locke, que defendía que todo lo que ocurría era la consecuencia de lo que lo había precedido y negaba, por consiguiente, la existencia de la voluntad humana libre ya que la persona es una criatura de sus circunstancias. El universo y la sociedad  funcionan dentro de leyes naturales que se pueden entender con la educación y la ciencia.

Beatrice Potter Webb (1858 – 1943)

Socióloga y economísta británica. Nació en el seno de una familia acaudalada, pero tuvo que ser autodidácta en el aprendizaje de la filosofía y la economía. Tuvo una gran influencia de Herbert Spencer, amigos de su padre, a quién el famoso sociólogo iba a visitar asíduamente.
 
Tras trabajar en las empresas de su padre, comenzó a observar las condiciones de explotación de los obreros, y comenzó a simpatizar con las ideas socialistas. Voluntaria en varias ONGs, pronto se dió cuanta de que la caridad no solucionaba los problemas reales de la clase obrera, y de que estos solo podían tener su solución en la base de la educación. En 1891 publica “El movimiento cooperativo en Gran Bretaña”.
 
Contrajo matrimonio con Sidney Webb en 1892. Este era también un intelectual socialista, que junto a Beatrice fundó la Sociedad Fabiana, un grupo de socialistas no marxistas que veían en las reformas sociales la base de la nueva sociedad. Este grupo fue el germen del Partido Laborista. En 1894, publicó junto a su marido: ” La historia del sindicalismo”.
 
Tras varios viajes a la Unión Soviética, los Webb descubrieron los avances del socialismo soviético respecto a los derechos de la mujer y a los avances sanitarios/educativos, lo que les hizo abandonar la tendencia reformista y publicar “Comunismo soviético: ¿una nueva civilización?” en 1935.
Marianne Weber (1860- 1954)
Socióloga alemana y activista por los derechos de la mujer. Casada con el padre de la sociología Max Weber y responsable de la publicación de su obra cumbre: “Economía y sociedad”.
 
Fue una de las primeras mujeres en doctorarse, y también fue pionera en la orativa pública frente a oyentes masculinos.  Sus escritos analizan el papel asignado al hombre y destacan la importancia de la educación para lograr la equidad, abordan la cuestión de la doble jornada y denuncian cómo las mujeres ganan menos por igual trabajo.
 
Igualmente, parte de una distintinción clasista en la desigualdad de la mujer, señalando como en los estratos más pobres, se agudizan los problemas asociados al sexo femenino.
 
Uno de sus trabajos principales es: “Autoridad y autonomía en el matrimonio“, del cual podemos encontrar un estracto traducido al castellano en nuestra biblioteca.
 

Existen muchos más nombres femeninos importantes en las raíces de la ciencia sociológica, como pudieron ser Ida Wells-Barnet, Florence Kelley o Anna Julia Cooper, entre muchas otras.
Ssociólogos

Artículos, opiniones, textos, libros, entrevista, videos... sobre diferentes temas de interés.

Comentarios de Facebook

Comentarios 7

  1. Edwin Rodríguez (@edwinrc1)

    Muy interesante. Podrían facilitar más nombres?

  2. Matrimonios | CINEFAGIA DE SOCIEDADES

    […] Uno de sus trabajos principales es: “Autoridad y autonomía en el matrimonio“, del cual podemos encontrar un estracto traducido al castellano en nuestra biblioteca." Fuente: http://sociologosplebeyos.com/2013/04/14/las-madres-de-la-sociologia-el-papel-de-la-mujer/ […]

  3. luucre

    Mirá Marianne! Sin ella tal vez Max no ubiese llegado a ser ‘el padre’..

  4. Las madres de la sociología: el papel de...

    […] El convencionalismo sobre la exclusividad masculina en la teoría sociológica clásica comenzó a desaparecer con el reconocimiento público de la conocida como primera socióloga, Harriet Martineau (18…  […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies