Artículos/Noticias, Género, Medios de Comunicación

Representación de la Mujer en los Medios: cosificación sexual

El concepto de la cosificación u objetivación de las mujeres surgió con el feminismo de segunda ola, por lo que lleva rondándonos desde los años 70. Sin embargo, pese a lo relativamente reciente del término, la cosificación de la mujer no es un fenómeno nuevo. Durante la Ilustración Francesa en los siglos XVII y XVIII se genero un intenso debate sobre la función de los pechos femeninos. En la obra de teatro de Alexandre Guillaume Mouslier de Moissy de 1771 “La Verdadera Madre”, el personaje principal femenino reprocha a su marido tratarla como un simple objeto de gratificación sexual: “¿Son tus sentidos tan burdos como para considerar estos pechos –respetables tesoros de la naturaleza – como simples adornos, destinados a ornamentar el pecho de las mujeres?”

Sin embargo, parece que es hoy en día cuando la cosificación de la mujer se ha vuelto más relevante, en una sociedad devorada por el consumismo y donde las mujeres han pasado a convertirse una mercancía dedicada al disfrute, generalmente, del hombre. Esta forma de violencia simbólica, que resulta casi imperceptible, somete a todas las mujeres a través de la publicidad, las revistas, las series de televisión, las películas, los videojuegos, los videos musicales, lasnoticias, la telerealidad, etc.

¿Pero en qué consiste realmente la cosificación? Se trata del acto de representar o tratar a una persona como a un objeto (una cosa no pensante que puede ser usada como uno desee). Y más concretamente, la cosificación sexual consiste en representar o tratar a una persona como un objeto sexual, ignorando sus cualidades y habilidades intelectuales y personales y reduciéndolas a meros instrumentos para el deleite sexual de otra persona.

¿Cómo podemos reconocer la cosificación sexual? En algunos casos, la cosificación es bastante obvia, pero en otros puede resultar menos evidente. La socióloga americana Caroline Heldman ha diseñado el Test del Objeto Sexual (TOS), que permite identificar la presencia de cosificación sexual en las imágenes ante una respuesta afirmativa a cualquiera de las siguientes 7 preguntas:

1) ¿La imagen muestra únicamente una parte o partes del cuerpo de la persona?

Una mujer sin cabeza, por ejemplo, facilita el verla como un simple cuerpo al borrar cualquier atisbo de individualidad transmitido por las caras, ojos y el contacto visual con la persona de la imagen.

tom ford

En este anuncio se muestran los pechos de varias mujeres, que equivalen a los airbags del coche Audi:

airbag

Mostrando los efectos en la mujer de hacerle una felación a un hombre con un miembro tan grande que necesitará condones de talla XXL:

durex XXL

En esta cartelería de calle de Media Markt en Polonia, se muestran las piernas abiertas de una mujer con una minifalda y una flecha indicando: “30 minutos hacia lo que te gusta”, en alusión indirecta de la distancia al establecimiento más próximo:

mediamarkt3grande

Una campaña de la PlayStation en Francia compara las dos pantallas táctiles con una mujer con 4 pechos capaz de proporcionar el doble de sensaciones:

sony-france-ps-vita-four-breasts-0

Se consigue el mismo efecto despersonificador cuando se muestra a las mujeres desde atrás, con una connotación adicional de “violabilidad”:

ameri

Más explícitamente, un anuncio de una academia para fontaneros, electricistas, etc., conmina al hombre a demostrar si es realmente bueno con las manos:

good

Tapar la cara de la mujer consigue el mismo efecto despersonificador que mostrar sólo una parte de su cuerpo:

bmw_ultimate_attraction

2) ¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que actúa como soporte para un objeto?

soporte 1 soporte 4 soporte 2 soporte 3

3) ¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que puede ser intercambiada o renovada en cualquier momento?

La “intercambiabilidad” es un elemento común en la publicidad y refuerza el concepto de que las mujeres, al igual que los objetos, son fungibles (se usan y se descartan). Al igual que los objetos, “cuantas más mejor”, idea que borra el valor individual de cada mujer.

En estas imágenes de Victoria’s Secret se muestra a un grupo de mujeres, alineadas y a menudo tocándose las unas a las otras. Todas son casi idénticas, a pesar de tener tonos de piel y pelo ligeramente diferentes, y visten de la misma manera.

inter 1

victorias_secret_models_2-wallpaper-2304x864

Mostrarlas en grupo borra su individualidad y multiplica el impacto de la imagen. No vemos 6 o 7 mujeres, sino mujeres despersonificadas. Es algo así como mirar un buffet de comida desde lejos: ves comida en general, pero no necesariamente pasta, sándwiches, ensalada y fruta.

En ocasiones la intercambiabilidad es explícita, como en este anuncio de Post-It, que pueden resultarles útiles al hombre para saber a quién tiene en su cama esa noche:

po

O en este anuncio del Fiat 500 Abarth:

En él un hombre tiene un apasionado encuentro con una seductora mujer italiana, que al final resulta ser un coche. Literalmente. Así, el coche y la mujer son intercambiables. No os perdáis los múltiples y sutiles detalles: la mujer sólo habla un idioma incomprensible para el hombre, la imaginería eyaculatoria, al igual que el ganado, la mujer va marcada con el logo del coche, etc.

4) ¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que está siendo vejada o humillada sin su consentimiento?

Este anuncio muestra por ejemplo a un hombre sujetando por el cuello con su corbata a una mujer semidesnuda. Da glamour a la idea de que él haya podido atacarla y subyugarla:

vio 1

En esta otra imagen en Vogue, las fuerzas del poder, hombres, someten a una mujer elegantemente vestida:

bio2

En este anuncio de Dolce & Gabbana una mujer vulnerable y desvalida se convierte en un simple objeto del que están a punto de disfrutar 5 hombres:

 bio3

Y Peta, la organización que defiende los derechos de los animales, parece no ver la necesidad de no hacerlo con un ser humano:

bio4

En este anuncio de Pepsi, un guardacostas da permiso a un niño para “salvar” a una mujer inconsciente:

bio5

La gracia de este anuncio de (una vez más) Peta es que los machotes veganos son taaaan buenos en la cama que sus parejas resultan gravemente heridas (pero les encanta).

En este curioso caso aparecido en una revista belga, se sugiere que la unica manera de que esta atractiva mujer consienta que le metas algo dentro será si le donas un órgano, lo que a la vez plantea interesantes  implicaciones sobre los motivos altruistas del donante y quién es merecedor de semejante regalo.

donor

5) ¿Sugiere la imagen que la característica definitoria de la persona es su disponibilidad sexual?

Esta imagen de una mujer abierta de piernas y con el letrero, “Ahora abierta” envía el mensaje de que la mujer está sexualmente receptiva para cualquiera que esté interesado.

sex1

Y esta otra también se ofrece a cualquiera que la llame:

sex2

En ocasiones, los objetos, con forma de mujer, están hecho para usarlos sexualmente.

sex4

sex3

En este caso, la única manera de conseguir jabón en este baño público es hacerle un dedo a la explosiva mujer de la jabonera:

sex5

6) ¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que puede ser usada como una mercancía o alimento?

Por definición, los objetos pueden ser comprados y vendidos y algunos anuncios muestran a las mujeres como mercancía de uso diario. En este anuncio de 1936 de la Exposición sobre la Electricidad en Los Ángeles, las mujeres son electrodomésticos:

mer1

En este anuncio de Renault Usados, se compara a una mujer de 40 años y divorciada con un coche de segunda mano:

mer2

Las representaciones de mujeres como lavabos y inodoros son múltiples:

mer3 mer4

Las mujeres también pueden ser representadas como alimentos:

mer5 mer6

En esta otra imagen, las mujeres pueden ser adquiridas en una máquina dispensadora:

mer7

Y otros ejemplos menos sutiles muestran mujeres muertas listas para ser cocinadas e ingeridas:

mer8 mer9

7) ¿Trata la imagen el cuerpo de una persona sexualizada como si fuese un lienzo?

En este particular tipo de cosificación, los cuerpos de las mujeres tienen el único fin de servir como lienzo sobre el que escribir un mensaje:

can1 can2

En este anuncio que fue censurado de Durex, las personas se convierten en lienzos que trasmiten lo que la persona está pensando. En el caso de la mujer, el sabor delicioso de lo que tiene en la boca y lo feliz, satisfecha y contenta que está mientras le hace una felación al hombre:

can3

En conjunto, el daño causado por la ampliamente usada cosificación de la mujer en la cultura popular no es puramente teórico. Más de diez años de estudios muestran los efectos nocivos para las niñas y mujeres de crecer y vivir en una sociedad cosificadora. De estos efectos, hablaremos en otra ocasión.

Visto en Orbita Diversa, de Bollo sapiens.

Fuente: Caroline Heldman’s Blog

Fotos: GoogleSociological Images

Ssociólogos

Artículos, opiniones, textos, libros, entrevista, videos... sobre diferentes temas de interés.

Comentarios de Facebook

Comentarios 23

  1. Cosificación sexual, una forma de violencia imperceptible | Liderando en Femenino

    […] través del artículo Representación de la Mujer en los Medios: cosificación sexual del blog Sociólogos Plebeyos hemos conocido el Test del Objeto Sexual (TOS), creado por la […]

    • Héctor Unzueta

      Pienso que la misma situación de cosificación sexual en las mujeres se presenta en los varones y, cada vez más. Si uno observa la publicidad de ciertas marcas como Ego, M -Force encuentra similitudes de los publicistas por destinar al hombre a ser un objeto de deseo placentero de la mujer. En el mundo deportivo se ve a Christian Ronaldo como no sólo un crack del fútbol, sino un metrosexual. Sería interesante conocer si se presenta con la misma frecuencia la despersonificación que tienen las mujeres en la publicidad de marcas en relación con la de los hombres. El análisis de contenido y semiótico de algún soporte de transmisión publicitario podría ser pertinente para explicar ello.

  2. Anónimo

    […] FUENTE: SOCIOLOGOSPLEBEYOS […]

  3. TrabdGra | Pearltrees

    […] Representación de la Mujer en los Medios: cosificación sexual […]

  4. Ándres Jurado Alarcón

    Jmmm… me deja mucho por pensar, como el simple echo de que se señale a PETA como abusador y oportunista por utilizar a una mujer vestida de gris representando un elefante, otra cosa que creo es que los mensajes se interpretan de la manera en que se quieran utilizar, como dicen por ahí “yo soy responsable de lo que diga, no de lo que usted entienda”.

    Desde mi punto de vista cada persona es a medida de sus necesidades, decir que la mujer es cosificada es ilogico si no se da cuenta que el hombre también, otra cosa que tenemos que tener en cuenta es que los medios ya son mas invasivos, la gente mas libre (yo no creo que las fotos se las tomen porque les estén apuntando con un arma) y por eso se escandalizan mas.

    También hay que tener en cuenta que hay un alto nivel de producción de humanos cabeza hueca, pero no nos echemos mentiras también hay gente muy interesante y inteligente

    • davidd

      No podemos dejar estas formas de sexismo a un analisis simple sobre la persepcion de personas, es un hecho conciente de dominacion hacia la mujer que aprovechan los medios para vender suesto pode

  5. Representación de la Mujer en los Medios: cosificación sexual | finaldelmundo

    […] Representación de la Mujer en los Medios: cosificación sexual. […]

  6. Bernardo Felipe Jil Vargas

    Estoy de acuerdo con la mayoría de las cosas del análisis que se hace de la cosificación de la mujer, pues en la sociedad actual, los seres vivos son vistos como un potencial “bien de consumo” y no como un “bien de derechos”… respecto a lo de Peta (exceptuando el video, pues tampoco entiendo el mensaje verbal que está en otro idioma, y que parece bien denigrante), hace la analogía de que el maltrato animal (o verlo como alimento) es tan deplorable como ver a las personas como esclavas por cazar o como cortes de carne de res… el mensaje por sí solo es tan explicito, y en este análisis ha sido sacado de contexto…como asimilando que la esclavitud es sexualmente atractiva, o extraer cortes de una mujer es apetitoso… Es necesario que como sociologos usen el contexto social en que fue desarrollado

  7. Diego Núñez (@Alejandrel)

    Presentas el problema como si fuese poco moral sexualizar u ocupar el cuerpo de una mujer para vender un producto.
    Querido amigo, de simple vista si, es poco moral.
    Pero te recuerdo que si vendo un coche con una foto de dos pechos femeninos, bajo el argumento de que los dos pechos se ven geniales, y la gente compra el coche, es la misma masa de gente (tan grande como para componer una sociedad) la que me da la razón que es lo que le gusta ver y hay que dársela.
    ¿De quién es la culpa?, parece que de la sociedad, y te recuerdo que la componemos todos.
    A la verga tu criminalización, si vendo así, es porque alguien compra.

    • wilibur

      No creo que sea una cuestión moral (siempre parcial, según el contexto cultural), sino ética (el cuestionamiento de aquélla). Si no somos capaces de cuestionar lo establecido, sea lo que sea, entonces nos escudaremos siempre en la culpa, y me parece que ese es el peor de los caminos posibles.

  8. Jessica Melania

    me parece que esta sacado de contexto la imagen donde aparece una mujer empaquetada. esa imagen es parte de un grupo de activistas defendiendo los derechos de los animales.no solo eran mujeres sino hombres tambien.

    • wilibur

      Puede ser. A mí, la verdad, me sorprendió un poco, pues efectivamente no me parece que el mensaje, en el caso concreto que comentas, implique en sí cosificación, sino más bien que la critica. Sin embargo, echo un vistazo al vídeo de la misma organización, o a su página web y encuentro aspectos un tanto contradictorios (aquí, por ejemplo: http://www.peta.org/b/thepetafiles/archive/2013/08/01/courtney-stodden-like-youve-never-seen-her-before.aspx), donde parece que se defiende una actitud ética ante las realidades animales y al mismo tiempo se prescinde de ella en el caso de la realidad humana.
      Más allá de eso, el artículo me parece muy interesante en cuanto a su indagación en una realidad, difícilmente sostenible, como es la objetualización de la mujer, que la degrada a ella pasivamente y activamente a tod@ el que la sustenta. Pero también creo que le falta profundidad pues, si bien al principio comienza hilando un análisis interesante, enseguida se deriva hacia el test de Caroline Heldman, asumiéndolo como verdadero, sin ningún tipo de cuestionamiento, y sustentando el resto del artículo en él, lo que le hace perder fuerza, pues ahí se acaba toda posibilidade de debate o reflexión sobre la cuestión.

  9. Gherit Mar

    La comparación con PETA, si bien es cierto que hacen publicidad aludiendo a la sexualidad, en el caso de las mujeres es precisamente por crear empatía con el público, igualmente indefensas están las mujeres en un mundo especista y patriarcal que los animales no humanos

  10. Brenda Aceves (@derobles91)

    Esto es una pendejada. Igual hay anuncios en los que el cuerpo del hombre sobresale, y apuntan directamente al pene bla bla bla.

    • Ana G (@ana1u)

      En esos casos también es cosificación. Sólo creo que todos, hombres y mujeres merecemos ser entendidos como seres racionales, con capacidades que van más allá de su capacidad sexual. Eso no quiere decir que de alguna forma no se mostraran indicios de sexualidad, el problema radica en que en la “cosificación”, el fin de la persona se interpreta únicamente válido gracias a su sexualidad. En pocas palabras, es como si te dijeran que solo sirves para follar. En lo personal eso me parece ofensivo y me parecería preocupante cuando se excluyen las capacidades intelectuales y la potencialidad de la persona por quedarse con este factor superficial, que tiende a denigrar.

  11. Patricia Fuentes Montes de Oca

    Una pregunta quien degrada a la mujer , nuestro propio genero? o los hombres…..
    ahora bien quien educa al hombre? pues la mujer, entonces vamonos respetando

  12. Representación de la Mujer en los Medios...

    […] El concepto de la cosificación u objetivación de las mujeres surgió con el feminismo de segunda ola, por lo que lleva rondándonos desde los años 70. Sin em  […]

  13. “La cosificación sexual y discriminación de los disfraces de Halloween”. Santiago Pardilla Fernández. | Fundación Hugo Zárate – blog

    […] de Halloween, sino también en los disfraces de Carnaval, en anuncios televisivos como explicó la socióloga americana Caroline Heldman con la aplicación de su Test del Objeto Sexual (TOS), o larepresentación de mujeres en los cómics o en un mundo tan masculinizado como los […]

  14. La cosificación sexual y discriminación de los disfraces de Halloween

    […] de Halloween, sino también en los disfraces de Carnaval, en anuncios televisivos como explicó la socióloga americana Caroline Heldman con la aplicación de su Test del Objeto Sexual (TOS), o la representación de mujeres en los cómics o en un mundo tan masculinizado como los […]

  15. David.G

    En serio… el argumento de todos lo hacen y eso es normal, nos valdría para justificar la sociedad Alemana en la época Nazi. Lo mismo que el argumento sobre lo de que si la gente lo compra es que es lo que quieren… Es opresión, es dominación, es cosificación, es edonismo, es violencia, es machismo, y es nuestra propia cárcel. Por supuesto que siempre habrá quién esté dispuesta a poner dos tetas en una foto por dinero, como un peón de la obra lo está para subir sin seguridad a un tejado. El juego se trata de ti, de quien se toma un segundo para leer y reflexionar. ¿Eres consciente de que la cosificación sobretodo femenina es una realidad que te es impuesta y que además reproduces en tu mini escala de interacciones sociales? ¿Eres consciente de que tus deseos “sobretodo” sexuales son creados por estos sistemas? ¿Cuántas tetas miras al cabo del día? Todo esto esta normalizado… pero no tiene nada de normal. Y mucho menos lo tiene de deseable, ni de ético, ni de moral, ni de sensato, ni de comprensible. Mantenemos un chollo bien montado, donde unos pocos ganan dinero gracias a tus deseos, controlados por ellos, pero no impuestos con violencia, sino apelando a tus necesidades y a la baja capacidad crítica.
    Un saludo.
    P.D. Mi intención no es personalizar este comentario ni criminalizar a nadie.

    • Sara

      Me ha encantado leer tus comentarios, David, porque es normal encontrar justificación de este fenómeno incluso por parte de sociólogos que se escandalizarían si existiera una manipulación parecida de la imagen de cualquier otro colectivo, como de personas negras, o de otra religión. Sin embargo, con las mujeres hemos llegado a naturalizar el que sean víctimas de la violencia, siempre que no sea física.

      Un asunto aquí muy importante, que va más allá de si nos parece bien o mal desde un punto de vista sociológico o ético, es cómo está afectando esto a la salud de las propias mujeres, porque en las relaciones entre los géneros está claro: los chicos empiezan a cosificar a las chicas muy pronto y a tratarlas como si fueran principalmente un objeto de placer, pero las chicas también empiezan a autocosificarse desde jovencitas, y esto está aumento el sufrimiento psíquico de las mujeres de una forma muy grave. Todavía tenemos pocos datos: anorexia, bulimia, dismorfofobia, abandono escolar, pero sospecho que con el tiempo sabremos mucho más sobre este fenómeno. Y, desde luego, con estas tendencias sociales, el feminismo no solo no se acaba, sino que necesitaremos que surja aún con más fuerza.

      Por cierto, todas las imágenes son vomitivas, excepto la de la mujer en una bandeja simulando ser un animal listo para venderse en el supermercado. La otra gran aberración de la que no nos damos apenas cuenta es el trato que estamos dando a los animales.

  16. Héctor Unzueta

    Pienso que la misma situación de cosificación sexual en las mujeres se presenta en los varones y, cada vez más. Si uno observa la publicidad de ciertas marcas como Ego, M -Force encuentra similitudes de los publicistas por destinar al hombre a ser un objeto de deseo placentero de la mujer. En el mundo deportivo se ve a Christian Ronaldo como no sólo un crack del fútbol, sino un metrosexual. Sería interesante conocer si se presenta con la misma frecuencia la despersonificación que tienen las mujeres en la publicidad de marcas en relación con la de los hombres. El análisis de contenido y semiótico de algún soporte de transmisión publicitario podría ser pertinente para explicar ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies