Artículos/Noticias, Columnistas, Cultura/Valores, Ricardo Arturo Nieto Almaraz, Sociedad

La teoría de la resistencia: una crítica a la reproducción cultural

La Teoría de la Resistencia se ubica dentro del contexto actual, surgiendo como la propuesta teórica de un crítico cultural norteamericano llamado Henry Giroux; el cual se aboca al plano de la pedagogía crítica, los estudios culturales y la enseñanza superior.

Giroux

Giroux es un crítico que se encuentra inconforme con la idea de que la única posibilidad de la escuela es reproducir las condiciones previas de quienes ingresan a ella, lo que negaría las posibilidades de acción y participación de los actores que la integran, reconociendo que la lógica de la reproducción es dominante, este autor busca explicar que la dominación simbólica no se acepta de manera pasiva, o que no todos los actores se conforman con la lógica dominante.

El trabajo de Giroux representa la perspectiva más importante para el estudio de la Teoría de la Resistencia; además su enfoque se basa en las instituciones educativas y en los roles que tanto docentes como alumnado desempeñan en el sistema para promocionar el éxito o el fracaso escolar.

Con estos elementos analiza críticamente los diversos aparatos que moldean el contexto educativo. Giroux propone una pedagogía radical, sustentada en la Teoría Social Crítica, la cual fue elaborada principalmente por los teóricos y pensadores adscritos a la Escuela de Frankfurt, entro los cuales destacan Adorno, Horkheimer, Habermas y Fromm; pero también retoma algunos principios planteados por Gramsci y Giddens.

La Teoría de la Resistencia es un recurso teórico e ideológico que ofrece las herramientas necesarias para analizar la relación existente entre la dualidad escuela – sociedad, como impulso teórico que permite comprender las formas bajo las cuales los grupos subordinados experimentan o enfrentan el fracaso educativo.

La Teoría de la Resistencia enfatiza la importancia del agencia-miento humano y la experiencia escolar [1] como piedras angulares teóricas para analizar las ya complejas relaciones existentes entre las instituciones educativas y la sociedad dominante.

Este análisis teórico da importancia fundamental a las nociones de conflicto, lucha y resistencia. Giroux en este sentido considera que potencialmente existe una posibilidad de vínculo entre escolarización y emancipación; es decir, que la institución escolar debe habilitar a los alumnos para que estos desarrollen una comprensión crítica de ellos mismos; y estos logren luchar contra la desigualdad de clases.

Los teóricos de la resistencia han tratado de demostrar que los mecanismos de la reproducción social y cultural son incompletos, lo anterior  a través del desarrollo teórico de la noción crítica del agencia-miento.

En esta teoría se señala la participación activa de los estudiantes a través de conductas de oposición en la lógica de subordinación de clase que se presenta ante el carácter de dominación de una clase  en el contexto escolar.

Sin embargo, el propio Giroux menciona que las Teorías de la Resistencia también tienen aspectos teóricos que se les escapan; estas ausencias provienen de una deuda con los rasgos más débiles de la Teoría de la Reproducción.

Por otra parte, los acercamientos teóricos reproductivos y los de la resistencia comparten la falla de reciclar el dualismo entre agencia-miento y estructura, una falla que ha permeado a las teorías de la educación.

En cuanto a lo que la noción de resistencia implica, Giroux menciona la necesidad de comprender más a fondo las formas complejas bajo las cuales los individuos responden a la interacción entre sus propias experiencias y entre las estructuras de dominación y opresión.

Para Giroux las resistencias son aquellas conductas de oposición frente a las estrategias externas u obligaciones cotidianas, conductas que surgen del interés emancipatorio y que tienen por objeto desarticular  las formas de dominación explícita o implícita del sistema escolar y social.

Las categorías centrales que emergen de la temática de la resistencia[2] son: intencionalidad, y la conciencia, esta última es una forma englobada dentro de las relaciones sociales en el espacio escolar, la cual canaliza a los estudiantes a aceptar el ethos (costumbre) y la jerarquía de las funciones de trabajo existentes.

Por otra parte, encontramos en la Teoría de la Resistencia el significado del sentido común que implica adentrarse en el contexto neoliberal y repensar el significado de las políticas culturales para el siglo XXI, esta construcción y significación del sentido común neoliberal gana fuerza mediante su confianza en la fuerza educativa de la cultura, para así asegurar un consentimiento generalizado.

Por último, encontramos la noción de la naturaleza y valor del comportamiento no discursivo, mismo que se materializa en las escuelas, puesto que las resistencias son comportamientos no discursivos y formas de expresar los desacuerdos ante los líderes o las cabezas autoritarias.

La Teoría de la Resistencia señala la importancia de estudiar a las instituciones educativas como sitios sociales que contienen niveles determinados de especificidad única; lo cual implica que son sitios sociales que no reflejan la totalidad de la sociedad, pero que poseen una relación particular con ésta.

Una de las hipótesis de la Teoría de la Resistencia, es que los estudiantes provenientes de la clase proletaria no son únicamente producto del capital económico, sino que dentro de la escuela plantean críticas al orden establecido, lo cual es marcado por la resistencia estudiantil colectiva.

En otras palabras, las instituciones educativas representan la pluralidad de situaciones y posiciones presentes en la sociedad, puesto que son lugares sociales con currículos tanto definidos, como ocultos, culturas hegemónicas y subordinadas; esto no excluye la idea del conflicto ni quita peso a los campos o posibilidades de resistencia, mismos que rechazan los mensajes centrales de la escuela.

Giroux reconoce claramente la lucha social y de clases, así como los diversos intereses que ponen en juego los grupos, donde tanto alumnos como docentes poseen la posibilidad de resistir las prácticas sociales dominantes; sin embargo, es preciso mencionar que la resistencia no es el fin de la acción sino un hecho práctico en el hacer cotidiano de las escuelas.

La parte pedagógica, es aquélla que involucra a los docentes en la contestación y lucha en contra del carácter tradicionalista y reproductivo de las instituciones educativas del sistema, principalmente en aquéllas en donde la ideología dominante se perpetúa y justifica.

En lo que concierne al papel del docente, este debería convertirse a sí mismo en un agitador social, en un intelectual transformador del status quo, debido a que su conocimiento en ciencia, tecnología y cultura debe usarse en beneficio y para la transformación de la sociedad; en función de una mejora planificada y constante.

Lo anterior, es debido a que Giroux considera que el fracaso escolar es consecuencia de la sociedad y de la institución que la respalda (escuela); sin embargo, paralelamente también considera que la escuela es el espacio vital para la transformación y cambio de la compleja sociedad, todo esto mediante la resistencia y la lucha de clases.

De igual modo, Giroux considera vital que los grupos oprimidos por la clase dominante encuentren una alternativa de cambio o transformación a través del agencia-miento humano, y que bajo una producción cultural específica se desenvuelva la inmensa transformación de la sociedad.

Dentro del marco de la Teoría de la Resistencia, las instituciones educativas son relativamente autónomas, ya que ofrecen un espacio para la enseñanza, y para las contradicciones que en ocasiones las hacen disfuncionales o poco funcionales para los intereses ideológicos de la sociedad hegemónica.

En este sentido, las escuelas existen en una relación contradictoria con la sociedad dominante, alternativamente jugando el papel de apoyo y el de crítica. Giroux propone un modelo educativo que contribuya a la educación ciudadana con la finalidad de emancipar a los individuos, esta propuesta se divide de la siguiente manera: 

  • Racionalidad técnica: Ésta toma como modelo de desarrollo teórico a las ciencias naturales, y afirma que los educadores deben considerar el conocimiento fijo bajo el pretexto de  la objetividad  y la neutralidad. 
  • Racionalidad hermenéutica: Ésta busca la comprensión de los patrones de interacciones comunicativas y simbólicas que dan forma al significado individual e inter-subjetivo de los individuos.
  • Racionalidad emancipadora:Ésta promueve la capacidad que poseen los sujetos para darle un significado al mundo con intencionalidad; la diferencia es que con la racionalidad emancipadora se pretende ligar el significado  y la acción con intencionalidad  de los actores sociales, dentro de  un contexto social. 

 CONCLUSIONES. 

El propósito fundamental de este trabajo fue describir las posturas específicas en las  que tienen lugar la teoría de la resistencia, de manera específica la propuesta de Henry Giroux como crítica al planteamiento reproduccionista, logrando una contrastación analítica que refleja las divergencias teóricas para interpretar los sucesos que acontecen en el espacio educativo.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS. 

Apple, Michael y Nancy King (1986) “Economía Política y Control Escolar en la Vida Cotidiana”. España, en Ideología y Currículo. Madrid, Akal pp. 63-83.

De Ibarrola, María (1985) “Las Dimensiones Sociales de la Educación”. México, El Colegio de México.

Giroux, Henry  (1988) “Escolarización y Políticas del Currículum Oculto”, en Landesman M. Op. Cit. Pp. 117-141.

Giroux, Henry (1992) “Teoría y Resistencia en Educación”. Argentina, Siglo XXI Editores.

Giroux, Henry (1983) “Teorías de la Reproducción y la Resistencia en la Nueva Sociología de la Educación: Un Análisis Crítico”, en Harvard Education Review No.3.

[1] En el sentido señalado por Dubet (sin año), se plantea que aunque el contexto sea el mismo, en la medida en que los antecedentes sociales y escolares de los estudiantes son distintos, cada uno de ellos vive la escuela de distinta manera, es decir, tiene una experiencia social distinta.

[2] El concepto es estructural, ya que explora la diversidad de respuestas a un mundo cuyas relaciones son desiguales en términos de poder. Cuando el concepto tiene un núcleo teórico, este define un mundo dualista entre dominadores y dominados; en cuanto al concepto empírico, la resistencia explora  las formas en que se mantiene, confiere y plantea la oposición al poder.

Ricardo Arturo Nieto Almaraz

Sociólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana – Azcapotzalco (México) con especialidad en el área de Sociología de la Educación. Profesor de inglés con Teacher´s y TOEFL. Egresado de la Academia de Idiomas Tepeyac, importante institución en el ramo lingüístico en México. He sido profesor de inglés de tiempo completo en todos los niveles del sistema educativo, destacando mi estancia en la Universidad Internacional. Actualmente mi libro “Tardes Negras”, se encuentra compitiendo en el Premio Tusquets Editores de Novela 2014. Me pueden contactar en mi correo personal ricardo6@hotmail.com

Comentarios de Facebook

Comentarios 5

  1. La teoría de la resistencia: una cr&iacu...

    […] La Teoría de la Resistencia se ubica dentro del contexto actual, surgiendo como la propuesta teórica de un crítico cultural norteamericano.  […]

  2. seba

    Muy interesante el artículo
    ¿Me podrían pasar referencias de experiencias prácticas de transformación educativa usando
    este enfoque?
    Muchas gracias!

  3. Wen

    Excelente análisis.
    Gracias

  4. sergio flores

    Interesante el intento de retomar la escuela de Frankfurt, es una inquietud que comparto, en mi caso, desde la psicologia. Porque ese movimiento sintetiza toda una producción intelectual y de las ciencias sociales, de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, que contiene rutas de investigación y explicación que no se siguieron, de gran poder propositivo para la economia política y las ciencias sociales. Veo además, que el debate por el racionalismo y posiciones postmodernas que lo cuestionan, es un punto importante para completar ideas o protoideaasde modelos educativos transformativos.

  5. karina cruz

    hola, me gustaría saber que opina usted enfocándose en la teoría de resistencia ligando la teoría de la reproducción en el ámbito escolar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies