Columnistas, Material Sociológico, Pensamiento Sociológico, Ricardo Arturo Nieto Almaraz

Sociología del cuerpo: Una aproximación a la vigorexia como hecho social

El presente artículo conlleva un nivel analítico del cuerpo en relación con las representaciones (modelos de interpretación sobre el cuerpo moderno).

La búsqueda de la perfección física no es nueva, procede desde tiempos remotos como la antigua Grecia; en la cual se buscaba la simetría, la proporción y la armonía de cuerpo humano para alcanzar la perfección. (Nieto, 2015).

Este culto a la belleza y a la perfección, se ha incrementado significativamente en los últimos 15 años convirtiéndose en una obsesión para algunos,  dejando de lado el eje central de la belleza; la salud, y traspasando la frontera hacia el otro extremo, la enfermedad o dicho de otra forma, la vigorexia.

Vigorexia

La vigorexia se define según Baile como una alteración de la salud caracterizada por una preocupación patológica de ser débil y no tener suficiente desarrollo muscular del cuerpo, aún teniéndolo; y se manifiesta en la incapacidad de ver con exactitud el tamaño del propio cuerpo, con comportamientos obsesivos y negativos relacionado con la apariencia. Siguiendo la definición de Baile, esta representación corporal de débil y frágil encaja con los estándares y estereotipos que los medios de comunicación masiva envían a diario, lo cual favorece la discriminación, propiciando espacios y criterios de pertenencia y de exclusión, dependiendo del tipo de cuerpo que se posea.

El cuerpo representa una configuración social, que está sometida al escrutinio del otro. Es la sociedad quien define y redefine lo que es un cuerpo trabajado a través del ejercicio anaeróbico, y marca una pauta en los estereotipos de belleza. (Nieto, 2015)

La interiorización de los ideales de belleza; predispone a los individuos a la insatisfacción corporal propia. En la mayoría de las ocasiones, esta insatisfacción corporal propia, se desencadena en una distorsión de la imagen corporal o en la incapacidad de percibirse con las dimensiones corporales que realmente se posee.

Esta insatisfacción corporal propia tiene efectos directos en la construcción social de la identidad de los individuos. El tema de las identidades posee un papel importante dentro de la sociología del cuerpo, puesto que son un supuesto compartido o relacional que requiere a la otredad como contraparte para expresarse y construir similitudes y diferencias corpóreas.

A través de las identidad es posible contrastar con el otro; aquellas diferencias corporales que se poseen o aquellas similitudes en común. De igual modo, es preciso mencionar los trastornos de conducta alimenticia que conlleva la temática de la vigorexia; misma que se refleja en una fuerte presión sobre la imagen corporal, la imagen fitness o el desarrollo muscular sin grasa.

En este sentido, el individuo desea ganar peso a través de la masa muscular; como obsesión de la belleza corporal. ¿pero qué es en realidad la vigorexia?

Estudios posteriores apuntan a la vigorexia como una entidad nosológica, una patología derivada de lo que serían los “trastornos de la imagen corporal”. (Rodríguez, 2011)

Es importante mencionar que dentro de la vigorexia existen otras aristas a considerar.

El ejercicio excesivo puede ocasionar un comportamiento adictivo que está recompensado psicológicamente de varias formas, por ejemplo, mejorando el estado de ánimo, mejorando la salud o proporcionando más ocasiones para relacionarse socialmente (reforzamiento positivo) y estas recompensas pueden fomentar un comportamiento de ejercicio continuado. (Rodríguez, 2011)

En este sentido, el ejercicio regresa a su naturaleza más esencial; a la mejora de los estados de ánimo y a la construcción de nuevos vínculos y relaciones sociales dentro de los diferentes espacios deportivos o gimnasios.

La Vigorexia como hecho social

La Vigorexia tiene un influencia multifactorial, dónde habría una distorsión de la imagen corporal influida por el descontento corporal de otras personas, por el grado de interiorización del ideal de belleza, baja autoestima y esquema perfeccionista, afectos negativos, la presión de los medios de comunicación y por la ansiedad físico social, SPA (por sus siglas en inglés “Social Physique Ansiety”). SPA ocurre cuando un individuo espera o prevé que los demás lo están evaluando negativamente por su apariencia física. (Rodríguez, 2011)

La vigorexia o síndrome del hombre de hierro, responde a diversos factores como menciona Rodríguez; sin embargo, considero que es fundamental hacer visible que en gran medida responda a un hecho social.

Tomando en cuenta que Durkheim enunciaba que un hecho social es toda manera de hacer, fijada o no, susceptible de ejercer sobre el individuo una coacción exterior, o bien en el conjunto de la sociedad, conservando una existencia propia, independiente de sus manifestaciones individuales.

En este sentido, la vigorexia presenta un conjunto de conductas y pensamientos que imperan, y que no dependen de acciones individuales; sino que dependen del descontento corporal de los otros hacia el individuo.

Aunado  esto, la vigorexia presenta características especiales, que siguiendo a Durkheim, consisten en maneras de obrar, de pensar y de sentir; las cuales, recalco, son exteriores al individuo y altamente influenciadas por los medios masivos de comunicación.

Considero prudente mencionar que el poder coercitivo que ejercen los medios masivos de comunicación y la sociedad sobre la vigorexia es inmenso, ya que hace susceptibles a los individuos dentro del espacio cotidiano; y la falta a dicha “prerrogativa” genera la existencia de una sanción determinada; en el menor de los casos esta se vería reflejada en la exclusión del grupo social de adscripción.

Un hecho social como lo vigorexia se explica sólo por otro hecho social, en este caso la explicación directa tiene cabida dentro del mundo del fisicoculturismo; ya sea como consecuencia o como solución de la propia vigorexia como hecho social.

Reflexiones finales

La vigorexia es un tema complejo de análisis dentro de las ciencias sociales, donde tienen cupo varias disciplinas y ramas. La vigorexia no es una problemática individual, por el contrario; conlleva una fuerte presión por parte de la sociedad y de los medios masivos de comunicación.

La vigorexia se encuentra estrechamente relacionada con el fisicoculturismo; y con una fuerte tendencia de la cultura fitness.

La vigorexia conlleva una representación corporal distinta a la que el resto de los individuos percibe dentro de los estándares de regularidad.

Referencias Bibliográficas

Baile, J (2015) “Vigorexia: Cómo reconocerla y evitarla. España, Síntesis.

Cortázar, Francisco (2010) “Cuerpos perfectos. Sociología de la Construcción corporal en reinas de belleza y físico-culturistas”, Actual Marx / Intervenciones, núm. 09, Primer Semestre 2010.

González-Martí, Irene (2012) “Contribución para el criterio diagnóstico de la Dismorfia Muscular (Vigorexia)”, Revista de Psicología del Deporte, vol. 21, núm. 2, pp. 351-358.

Nieto, Ricardo (2015) “Sociología del Cuerpo: Una aproximación al cuerpo como objeto de estudio” en Ssociólogos http://ssociologos.com/2015/01/08/sociologia-del-cuerpo-una-aproximacion-al-cuerpo-como-objeto-de-estudio/

Nieto, Ricardo (2015) “Sociología del Cuerpo: Una aproximación a la construcción corporal y a la cultura fitness” en Ssociólogos. http://ssociologos.com/2015/01/20/sociologia-del-cuerpo-una-aproximacion-la-construccion-corporal-y-la-cultura-fitness/

Rodríguez, José (2007) “Vigorexia: Adicción, obsesión o dismorfia; un intento de aproximación”, Salud y drogas, vol. 7, núm. 2, pp. 289-308.

Rodríguez, José (2011) “Vigorexia: De la adicción al ejercicio a entidad nosológica independiente”, Salud y drogas, vol. 11, núm. 1, pp. 95-114.

Serret, Estela (2006). “El género y lo simbólico: La constitución imaginaria de la identidad femenina”. México, Instituto de la Mujer Oaxaqueña

Fuente Foto: Vigorexia

Ricardo Arturo Nieto Almaraz

Sociólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana – Azcapotzalco (México) con especialidad en el área de Sociología de la Educación. Profesor de inglés con Teacher´s y TOEFL. Egresado de la Academia de Idiomas Tepeyac, importante institución en el ramo lingüístico en México. He sido profesor de inglés de tiempo completo en todos los niveles del sistema educativo, destacando mi estancia en la Universidad Internacional. Actualmente mi libro “Tardes Negras”, se encuentra compitiendo en el Premio Tusquets Editores de Novela 2014. Me pueden contactar en mi correo personal ricardo6@hotmail.com

Comentarios de Facebook

Comentarios 6

  1. María Bejarano

    Muy interesante.

  2. Ramiro

    yo entiendo que la la dismorfia no solo es fisica sino tambien mental.

  3. Gilberto Lopez Villagran

    Me gustó mucho y me pareció provocador. Las deficiniones de vigorexia las encuentro desajustadas, pero es entendible debido a lo que se trata de poner en relevancia !!

  4. Felipe moreno

    Hola ricardo, saludos desde Colombia. 2 cosas 1ra me parece q confudes fitness con fisiculturismo, siendo la primera una categoría en la que hay un tipo de cuerpo con unas medidas, unas proporciones, un requerimiento nutriciónal y además unas formas de mostrarse, exhibirse y adornarse en términos Simmelianos totalmente distintos, el fitness se enfoca más a un tipo de cuerpo “playero”, mientras el otro es el desarrollo muscular por lo general en grandes dimensiones y además el desarrollo de todos los músculos del cuerpo. 2da no necesariamente implica el realizar este tipo de deportes significa que se. valla en contra la salud como lo mencionas a un Principio del texto, creria más bien que deja de lado este principio del deporte reemplazándolo por una cuestión sumamente estética o si se quiere vanidosa o egocéntrica, por último me parece que no desarrollas bien el concepto de hecho social de E. Durkheim puesto que lo mencionas someramente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies