La llamada «sociedad de la información» y su exigencia de que todos se sumen a la «realidad virtual» van de la mano con las presiones de una sociedad de consumo, ahora cada vez más monetizada mediante el dinero electrónico y el marketing en redes sociales. La persuasión para comprar los nuevos aparatos tecnológicos es fuerte. Parece que el mensaje es: “Compra y se feliz”. Y el que no tiene para comprar, es marginado.

tecnología

Experts say implicit bias starts when we’re very young and is reinforced in social settings and mass media

Hay una manipulación sociocultural y social muy fuerte para comprar. Uno de los mercados en expansión es el de nuevas tecnologías de la información y comunicación. Y la telefonía celular es equivalente a conexión con el mundo. Estar al día en comunicación es imprescindible para poder tomar decisiones. Pero también, los aparatos se renuevan a un ritmo vertiginoso, lo que acelera la obsolescencia de las “novedades”. Lo que hoy es nuevo, mañana ya será un artefacto inservible, una pieza de museo.

Parece que nos quieren inocular la idea de que tener un teléfono de última generación es sintonizar con el mundo actual y especialmente poder acceder a las redes sociales más populares de internet: Facebook, Instagram, TikTok, YouTube, WhatsApp, entre muchas otras. Son masivas las descargas de música, videos y otras aplicaciones como por ejemplo para buscar taxi con seguridad, entre otras “apps”.

Y ahora –a raíz de la pandemia– están en auge las teleconferencias y hasta las reuniones sociales digitales y ceremonias a través de la pantalla. El ser humano en una nueva encrucijada, con el riesgo de una idiotización manejada desde “rankings de popularidad”. Es una paradoja: muchos se desviven por un “like” o un “me gusta en Facebook”, poniendo además su historial y privacidad en manos de esas poderosas empresas que manejan las redes sociales.

Desde un teléfono en las manos tenemos acceso a viajar por el mundo, navegando por el universo casi infinito de la internet. La sociedad humana cada día es más digital y este fenómeno está afectando los planos económico, social y cultural, la medicina, la arquitectura, la industria, la ciencia y el arte. Estamos en la autopista de la información, viajando a toda velocidad en el ciberespacio. ¿Sabemos hacia dónde?

Raúl Allain

Raúl Allain (Lima, 1989) Escritor, poeta, editor y sociólogo. Estudió en la
Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Es columnista del diario
Expreso, de la revista Lima Gris y de Ssociólogos. Actualmente preside el Instituto
Peruano de la Juventud (IPJ) y dirige el sello independiente Río Negro. En julio del
2019 recibió el “Premio mundial a la excelencia cultural” por parte de la Unión
Hispanomundial de Escritores (UHE). Posteriormente recibió el "Premio mundial el
Águila Internacional a la excelencia sociológica". Ha sido candidato al primer
Premio David Gistau de Periodismo de Opinión, a la XXXVIII edición de los
Premios Internacionales de Periodismo Rey de España con "Los fantasmas del
coronavirus" y "Viejos y nuevos paradigmas sociales" correspondientemente.
Recientemente recibió el "Premio mundial a la excelencia periodística ‘César
Vallejo’ 2020". Consultor internacional de la Asociación de Víctimas de Acoso
Organizado y Tortura Electrónica (VIACTEC).
Página en Ecured: https://www.ecured.cu/Ra%C3%BAl_Allain
Página en la Biblioteca Virtual Fandom: https://biblioteca-
virtual.fandom.com/es/wiki/Ra%C3%BAl_Allain

Contacto: raulallave1189@hotmail.com

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la mejor experiencia delusuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies